LAS 10 CARACTERÍSTICAS DEL EMPRENDEDOR/A SOCIAL


El emprendedor/a social incurre para dar respuesta a una necesidad creada por una brecha en las sociedades actuales, en las que, por una parte, encontramos un sistema de Servicios Sociales debilitado, que no llega a ser universal, y por otro, un sector privado acusado con frecuencia de comportamientos poco éticos y de escasa preocupación social y medioambiental. Los emprendedores y emprendedoras sociales nacen con la voluntad de corregir estas deficiencias (Curto, 2012).



La principal diferencia entre el emprendimiento tradicional y el social es que, éste último, busca generar un cambio en alguna parcela de la realidad social, a través de la búsqueda continua de oportunidades y de soluciones innovadoras. Dentro del fenómeno del emprendimiento social podemos distinguir dos dimensiones: por un lado la persona que emprende y por otro lado la empresa social.


La personas que lleva a cabo la iniciativa sería la emprendedora social, que no es una empresaria al uso, pues sus objetivos no se reducen a la obtención de rendimientos económicos únicamente, sino a generar un impacto social. De hecho, en la mayoría de ocasiones, el valor económico queda relegado a un segundo plano, quedando por encima su valor como líder social, con capacidad para crear e implementar ideas innovadoras. Ésta persona puede llevar a cabo su actividad en una empresa de economía social, o bien, optar por crear una empresa privada que tenga un retorno social.


En términos globales, se puede definir a la persona emprendedora social como aquella


[...] que detecta una necesidad o un problema acuciante y decide movilizar recursos para llevar la idea a la práctica de una manera innovadora y con un fuerte estímulo para cambiar la realidad en base a valores de carácter éticos y de justicia social. La forma de llevar a cabo la idea dependerá de sus propias necesidades y deberá buscar la mayor eficacia en la solución del problema. (Pareja, 2013, pp. 16)



Las características principales del emprendedor/a social son (Baltza, 2009; Curto, 2012;):

  1. Misión. Tiene la misión de generar valor social, no riqueza.

  2. Oportunidad. Reconoce, persigue y abre nuevas oportunidades y posibilidades para realizar su misión.

  3. Innovación y Creatividad. Introduce ideas innovadoras, adaptación y aprendizaje continuo. Lleva a cabo procesos audaces y creativos para la resolución de problemas, sin limitarse por los recursos que posee en la actualidad.

  4. Ética y responsabilidad. Posee un alto sentido ético, de la responsabilidad y compromiso hacia las personas y colectivos a los que atiende, así como hacia los resultados de sus prácticas.

  5. Ambición, por llevar a cabo actuaciones para afrontar problemas estructurales.

  6. Valentía. Ha de ser capaz de asumir riesgos, personales y financieros, dado que renuncia a la seguridad en el empleo y la alta remuneración, pone en juego su imagen personal y su reputación profesional y asume riesgos políticos.

  7. Estrategia. Ha de ser una persona estratega para conseguir manejar las energías de su entorno con un enfoque integrador y comprometido.

  8. Orientación hacia los resultados. Se trata de una persona con una orientación clara hacia los resultados, que puedan medir el logro de su misión.

  9. Competencia gestora. Ha de ser capaz de llevar a cabo múltiples funciones simultáneas, gestionar relaciones sociales complejas, llevar a cabo una buena gestión del tiempo y de los recursos humanos, técnicos y financieros.

  10. Eficiencia. Capacidad de resolución de problemas con poca burocracia, entendiendo burocracia como la distancia que existe entre el problema y la solución.


El perfil de la persona emprendedora es el siguiente (GEM España, 2010)[1]:

  • Hombre (aunque varía mucho en función del país analizado).En España la participación de la mujer es del 36,4% y va en descenso comparado con el año 2008. El informe GEM concluye que "al igual que en el sector de empleo por cuenta ajena, cuando las condiciones económicas se deterioran, las desigualdades de género se acentúan también en el ámbito emprendedor". (GEM España, 2010, p. 16).

  • Entre los 25 y los 44 años de edad, excepto en EE.UU donde la mayoría está entre los 18 y los 24 años. En España la franja de edad mayoritaria están entre los 25 y los 34 años.

  • Estudios post-secundarios. En este indicador, España marca la diferencia con el resto de países analizados, destacando las personas emprendedoras con estudios medios o Formación Profesional. Únicamente el 7,1% tiene estudios superiores.

  • Estatus laboral como trabajador/a autónomo/a.

  • En cuanto a la inversión, en España suele ser la persona emprendedora la que aporta el 100% del capital inicial para lanzar su negocio. Así mismo, el capital semilla promedio necesario para poner en marcha una actividad emprendedora es de 210.195 €, aunque lo más frecuente (moda) es emplear 25.000 €. Este dinero suele provenir, en la mayoría de los casos, de la red social primaria de la persona emprendedora (familia y amistades), aunque se dan otras modalidades como la de inversores informales y Business Angels.

  • Resulta interesante apuntar que, en los países con economías industrializadas, los principales negocios donde se involucran las personas emprendedoras sociales son: servicios de apoyo a la cultura, las personas con discapacidad, actividades gratuitas como el networking social, recogida de residuos y protección del medioambiente.


[1] El Global Entrepreneurship Monitor (GEM) constituye la más importante red mundial sobre emprendimiento y tiene por objetivo hacer que la información de alta calidad sobre la iniciativa emprendedora esté disponible para el mayor público posible.



REFERENCIAS.


Baltza, B. (2009). Características de una persona emprendedora. Seminario sobre innovación social en el ámbito de los Servicios Sociales. Fundación EDE. Recuperado de http://www.innobasque.com/Modulos/DocumentosVisor.aspx?docId=262


Curto, M. (2012). Los emprendedores sociales: innovación al servicio del cambio social. Cuadernos de la Cátedra "la Caixa" de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Coorporativo, 13. Recuperado de http://www.iese.edu/es/files/Cuaderno%2013_tcm5-75666.pdf


GEM España (2010). Informe GEM España 2010. Recuperado de http://www.gem-spain.com/wp-content/uploads/2015/03/Informes%20antiguos/GEM2010.pdf


Pareja, B. (2013). El emprendimiento social: una introducción a los conceptos, dimensiones y teorías. Servicios Sociales y Política Social, 102(XXX), 11-22.

#Emprendimiento #ejerciciolibre

© 2020 Creado por el Dr. Jonathan Regalado 

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram